domingo, 25 de diciembre de 2011

2001: LA HUMILDAD COMO CONDICION PARA PODER CONTAR LOS MALES AJENOS

2001, básicamente representó un pueblo que no tuvo la valentía de enfrentarse al menemato en sus 10 años de ajuste y que se envalentonó en el epilogo de la convertibilidad, con una administración que detentaba el gobierno, pero no el poder. Claro que era mas facil hacerle un paro o una manifestación en la calle a De La Rua que a Menem. ¿Donde estaban todas las "organizaciones sociales" para manifestarse airada y contundemente en ordas callejeras en la época en que el sultanato vendia el pais, dejaba gente fuera del sistema y con ello disciplinaba a toda la clase trabajadora concretando la mayor exclusión social de la historia del pais?. Quienes vivimos en Argentina, salvo airados casos, sabemos que la mayoría se metió bajo el felpudo. La misma gente que luego hizo alarde de sus luchas sociales en 2001, se había encargado en los '90 de cerrar la boca y pasar a cuarteles de invierno. Por esa época, el montonero Galimberti reividicaba su excentrica vida en la revista Noticias, el gobernador de Santa Cruz salía en Clarin y no prescisamente para denunciar la ilegítima apropiación de Papel Prensa o la connivencia del grupo con el plan neoliberal, y la CGT de Gerardo Martinez aplaudia la flexibilizacion laboral de Carlos Saúl I. Tan solo algunos trazos de la década menemista, olvidada al momento de contar los germenes del mal neoliberal que vivió nuestro pais 2 décadas atras. El que se cumpliera una década del corralito fue la excusa durante esta semana para estigmatizar en distintas celebraciones, documentales, investigaciones, notas periodísticas y rememoraciones históricas varias, los 10 años de la caida de la Alianza. Bajo estos pensamientos, parece ahora que la Alianza, una fuerza que duró 2 años en el gobierno, hubiera sido la culpable del endeudamiento internacional argentino, de la desindustrialización, del ajuste monumental o de la exclusión social mas atroz que se llevara a cabo en la historia argentina. Aunque,de refilón, uno espera que esa pleyade de opinologos de la variante centroizquierdosa del peronismo, pusiera en sus análisis un apunte del padre de la criatura. Y sin embargo nadie habla de los 10 años de gobierno peronista que crearon y desarrollaron hasta su máxima expresión el "engendro". La convertibilidad es el hijo bastardo que el PJ no reconoce y busca en los 5 minutos de su padre postizo, la Alianza, la responsabilidad de todos sus males.
Tal vez la boleta riojana de Cristina con Menem es la postal surrealista de ese peronismo que exalta figuras revolucionarias del campo nacional y popular y omite, cuando le conviene, innombrables de su historia reciente tales como Isabelita, Triple A, Lopez Rega, Cavallo o Menem. Días atras Osvaldo Bayer decia con su inconfundible sabiduria: "Creo que en la democracia tiene que haber una autocrítica de los enormes errores, y creo que en el peronismo tiene que haber una autocrítica, principalmente de la Tripla A, es decir, el nombramiento de Lopez Rega como ministro, o el asunto de Ezeiza que hay que esclarecerlo...". Ni de esto, ni del asesinato de Rucci, ni del decreto de aniquilamiento de la subversión firmado por Luder, Ruckauf y Cafiero, ni de Cavallo en USA apoyando el golpe de mercado contra Alfonsin, ni de los punteros de Ruckauf o Duhalde propiciando los saqueos de 2001, ni una serie de hechos y protagonistas ciclicamente repetidos son sucesos por los que en general se haya escuchado algun arrepentimiento peronista ante la sociedad. Aunque volviendo a la estigmatización de 2001, parece ser que todos los males de este pais, nacen y mueren en los 2 años de la Alianza. ¿Alguna vez se escuchó a algun peronista solicitar públicamente que Carlos Menem pida perdón por los numerosos muertos en protestas sociales largamente criminalizadas en sus 10 años de gobierno? ¿o que pidiera disculpa a los familiares de las personas que se suicidaron, acorraladas por perder sus trabajos durante los sucesivos ajustes que dejaran millones de personas fuera del sistema?. Esta muy bien contar que a De La Rua le estalló en las manos la granada sin seguro que le dejara Menem, y que el último radical en el gobierno, no encontró las herramientas para desactivarla. Pero hay mucho intelectual peronista mediático a quien parece habersele practicado lobotomia, ya que en general se rescata solo la foto del 2001 y no la pelicula de los 10 años de menemato. Ese hombre surgido de las filas caudillescas del peronismo prometió la revolución productiva y el salariazo y terminó transando con el grupo Bunge y Born inicialmente y con los principales factores del poder de nuestro pais y el exterior despues. ¿Hace falta nombrar los numerosos militantes, punteros, intendentes, gobernadores o dirigentes de todo tipo y color que iban con la boleta de Carlos Saúl I explicandole a los afiliados porque debian votar la reelección del menemato en 1995 y que hoy se matan por demostrar quien es mas progre ante el demonio neoliberal?. En ese contexto y vista la pelicula completa ¿fue la Alianza quien produjo la traición al pueblo...?. En los hechos de la historia, la humildad siempre es buena consejera. ¿Alguna vez caera un baño de humildad entre los devotos de la V de la victoria dejando de mostrarse autoindulgentes de su propia historia?. La historia es infinita y siempre hay lugar para una revisión de los males propios. Aunque mas no sea de palabra...